martes, 28mayo, 2024
33.5 C
Seville

«La inflación ha puesto a millones de consumidores en una situación vulnerable»

La inversión en eficiencia energética y energías renovables se encuentran entre las medidas estructurales incluidas en la reciente Recomendación

Juan Carlos Ruiz
Juan Carlos Ruiz
Periodista y Licenciado en Ciencias de la Información
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

La pobreza energética afecta a los ciudadanos de todos los países de la UE. En 2022, los altos precios de la energía, junto con la crisis del coste de vida, significaron que aproximadamente el 9,3% de los europeos no pudieron mantener sus hogares adecuadamente calientes, en comparación con el 6,9% en 2021. Reconociendo la necesidad de una acción aún más coordinada para contrarrestar esta tendencia, la Comisión Europea ha publicado una serie de recomendaciones sobre medidas y políticas que pueden adoptar los países de la UE para abordar la pobreza energética. Proteger a los ciudadanos vulnerables y garantizar que la transición energética de Europa sea justa y equitativa es una piedra angular del Pacto Verde Europeo .

Según el comisario de Justicia, Didier Reynders, «el aumento de los precios de la energía y del coste de la vida ha puesto a millones de consumidores en una situación vulnerable. Gracias a nuestros esfuerzos colectivos a nivel nacional y de la UE, la situación general ha mejorado en comparación con hace 12 meses. Sin embargo, la realidad es que muchos consumidores todavía enfrentan dificultades para pagar sus facturas. Ahora que el invierno ya está a la vuelta de la esquina, debemos seguir haciendo todo lo que esté a nuestro alcance para luchar contra la pobreza energética y proteger a los consumidores necesitados».

Inversión en eficiencia energética y energías renovables

La inversión en eficiencia energética y energías renovables se encuentran entre las medidas estructurales incluidas en la reciente Recomendación. Estas medidas están diseñadas para tener «un impacto duradero, abordando las causas profundas de la pobreza energética, como el bajo rendimiento energético de los hogares y electrodomésticos, el elevado gasto energético en proporción a los presupuestos familiares y los menores niveles de ingresos (exacerbados por la inflación)». 

Las recomendaciones van acompañadas de un documento de trabajo de los servicios que contiene un análisis más detallado de las medidas recomendadas. Tras la revisión recientemente adoptada de la Directiva sobre eficiencia energética que incluye, por primera vez, una definición de pobreza energética a nivel de la UE, la Recomendación también describe cómo se puede diagnosticar la pobreza energética a nivel nacional.

Planes Nacionales de Energía y Clima

Ambos documentos señalan los Planes Nacionales de Energía y Clima (PNEC), así como los Planes Sociales sobre el Clima, como oportunidades para que los países de la UE reflejen las recomendaciones actuales en su marco político para combatir la pobreza energética. El marco legal de la UE requiere que la pobreza energética se identifique y aborde en el Plan Nacional de Energía y Clima (PNECP) de cada país de la UE, que se actualizará en 2024. Los países de la UE deben redactar y presentar sus Planes Sociales sobre el Clima a la Comisión antes del 30 de junio 2025 para poder acogerse al Fondo Social por el Clima .

La publicación de la recomendación y del documento de trabajo de los servicios de la Comisión se produce tras amplias consultas llevadas a cabo por la Comisión con los Estados miembros y con las partes interesadas, incluidas organizaciones de consumidores y de la sociedad civil, sindicatos, grupos de lucha contra la pobreza, proveedores de viviendas sociales, activistas medioambientales, organizaciones sanitarias, cooperativas energéticas y proveedores de energía.  

Esta iniciativa fue acompañada de la renovación de la Declaración Conjunta sobre una mayor protección de los consumidores para el invierno, firmada originalmente en diciembre de 2022. Con el apoyo de la Comisión, las principales partes interesadas que representan a consumidores, reguladores, proveedores y distribuidores de energía se comprometieron a respetar los principios comunes y adoptar medidas, que van más allá de la legislación existente, para apoyar a los hogares durante todo el invierno 2022-23. 

Aunque los precios mayoristas de la energía han disminuido desde los máximos alcanzados durante el invierno pasado, los clientes vulnerables y aquellos en situación de pobreza energética continúan enfrentando dificultades para pagar sus facturas y el costo de vida sigue siendo alto. Por ello, las partes interesadas han acordado renovar la Declaración Conjunta para el invierno 2023-2024.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído