jueves, 18abril, 2024
23.4 C
Seville
Advertisement

Los paraísos fiscales robarán más de 5 billones de dólares a los servicios públicos

Millonarios, funcionarios corruptos que esconden su dinero en estas circunscripciones y multinacionales provocan que los países vean socavada su protección social a la ciudadanía por su ansia de acaparar riqueza

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Los países podrían perder, al menos, 4,7 billones de dólares en ingresos fiscales durante la próxima década. Las corporaciones multinacionales, los funcionarios corruptos y las personas acaudaladas siguen utilizando los paraísos fiscales para pagar menos impuestos, según un nuevo informe de la Red de Justicia Fiscal (TJN, por sus siglas en inglés), al que Diario16 ha tenido acceso. 

Lo más peligroso es que, según el documento, entre las jurisdicciones que permiten la pérdida de dinero público están aquellas que establecen normas fiscales globales, como Estados Unidos, la Unión Europea y Reino Unido.

El informe identifica cuatro países responsables de la mayoría de las pérdidas fiscales corporativas a nivel mundial. Es el llamado Eje de la Evasión Fiscal formado por el Reino Unido, los Países Bajos, Luxemburgo y Suiza.

El Reino Unido, junto con su llamado «Segundo Imperio», es decir, sus territorios de ultramar y las dependencias de la Corona, es responsable de casi una cuarta parte de tales pérdidas, lo que lo convierte en «el mayor facilitador del abuso fiscal corporativo global». Por esta razón, esas jurisdicciones son las preferidas para ocultar el dinero de la corrupción, incluida, presuntamente, la de importantes funcionarios españoles.

Ese II Imperio Británico ha servido históricamente como jurisdicciones extraterritoriales satélites para facilitar los flujos financieros ilícitos y el traslado de ganancias corporativas a territorios libres de impuestos.

Juntos, el Reino Unido, los Países Bajos, Luxemburgo y Suiza son responsables de más de la mitad de los 301.000 millones de dólares que se pierden anualmente debido al abuso fiscal de las empresas, según publicó TJN, con una pérdida estimada de 151.000 millones de dólares de los 550.000 millones de dólares en dinero corporativo que se trasladaron a los cuatro países.

Cada uno de los países del Eje de la Evasión Fiscal es miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), un grupo de países de altos ingresos que recopila datos económicos y los utiliza para hacer recomendaciones sobre reformas regulatorias, gobierno corporativo y política fiscal, no solo para sus miembros, sino para el mundo entero.

El informe de TJN analiza datos agregados de 47 países recopilados por la OCDE para estimar la pérdida potencial de ingresos fiscales de 4,7 billones de dólares. Pero la cifra real puede ser aún mayor, advierte TJN, dadas las limitaciones de los datos de la OCDE y otros estudios sobre el tema. 

Según el análisis, los 10 mayores contribuyentes al problema global de los paraísos fiscales y el secreto financiero son el Reino Unido, los Países Bajos, las Islas Caimán (un territorio británico de ultramar), Arabia Saudí, Luxemburgo, las Bermudas (un territorio británico de ultramar), Estados Unidos, Singapur, Irlanda y Hong Kong.

El Secretario General de la ONU, António Guterres, publicó un borrador de informe que evalúa las opciones para un nuevo marco para la cooperación fiscal internacional bajo los auspicios de la ONU.

La responsabilidad de los estándares de impuestos corporativos debe ser transferida urgentemente de la OCDE a la ONU.

En un comunicado, Irene Ovonji-Odida, presidenta de TJN, llamó a los impuestos una «herramienta clave para combatir las desigualdades», pero advirtió de que «un obstáculo fundamental es la facilidad con la que las élites poderosas se salen de sus obligaciones sociales, fuera de sus responsabilidades con las sociedades de las que forman parte. y de los cuales se benefician». 

En su mayoría, la evasión de impuestos «toma la forma de separar los ingresos imponibles de los activos y actividades subyacentes. Las ganancias obtenidas en un país se declaran en otro. La riqueza personal se mantiene a través de entidades extraterritoriales, a menudo en secreto», señaló.

Si bien las principales economías experimentan las pérdidas más grandes debido a la evasión de impuestos en el exterior en números absolutos (alrededor de 169.000 millones anuales), los países de bajos ingresos, que pierden alrededor de 2.000 millones anuales, soportan con mucho las pérdidas más profundas en términos de ingresos fiscales generales o gasto en servicios vitales como la salud y la educación. 

En países de todos los niveles de ingresos, aquellos que ya se encuentran más marginados económica y socialmente serán los más afectados.

El informe dice, además, que el problema del abuso fiscal global desenfrenado ha empeorado durante la última década, a pesar de las promesas de la OCDE de frenarlo. 

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído