martes, 21mayo, 2024
13 C
Seville

Se veía venir: El PP de Ayuso coloca a Joaquín Leguina con un sueldo de 100.556,52 euros

Ayuso modificó la ley para nombrar a los miembros del Tribunal de Cuentas

Agustín Millán
Agustín Millánhttp://pompona22.wixsite.com/agustinmillan
Foto periodista especializado en manifestaciones y actos sindicales. Desde 2011 fotografiando la crisis más dura de la historia moderna. Responsable de redes sociales de la Cumbre Social España. Fotógrafo con 5 campañas electorales entre ellas la de Manuela Carmena y la de Enrique Santiago en IU Madrid.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El Partido Popular (PP) liderado por Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid ha anunciado la propuesta de Joaquín Leguina, exdirigente socialista y expresidente de la misma comunidad, como consejero de la Cámara de Cuentas regional. Este cargo, acompañado por un sueldo anual de 100.556,52 euros, marca un hito notable en la carrera política de Leguina y subraya un momento de transición tanto personal como partidista.

Leguina, de casi 83 años, ha aceptado el puesto para un mandato de seis años, calificando la oferta de “un honor” en un gesto que simboliza su alejamiento del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), del cual fue expulsado en 2022 por apoyar a Ayuso.

El nombramiento de Leguina, previsto gracias a la mayoría absoluta del PP en la Asamblea regional, no solo refleja una estrategia de acercamiento a figuras políticas que lo fueron todo en su momento pero que ahora no representan a nadie, ni tiene nada significativo que decir.

Una paguita de 100.000 euros

La reforma legislativa aprobada por Ayuso en diciembre, que modifica el sistema de elección de los miembros de la Cámara de Cuentas, facilitando así el nombramiento de consejeros alineados con el PP, subraya un esfuerzo por parte del gobierno regional para asegurar un control más firme sobre este órgano fiscalizador.

Leguina, cuya carrera política ha abarcado desde diputado en el Congreso y presidente de la Comunidad de Madrid hasta secretario general de la federación socialista madrileña, trae consigo una traición sin precedentes. Su designación como consejero de la Cámara de Cuentas se produce en un contexto en el que el PP está intentando que no se fiscalicen los contratos los contratos y gastos de la comunidad, sobre todo en la época de la pandemia.

Ayuso cambia la ley

El proceso de selección de consejeros, ahora facilitado por la reforma, permite al PP nombrar a cinco miembros, incluido Leguina, mientras que los partidos de oposición, Más Madrid y PSOE, nombrarán a uno cada uno, dejando fuera a Vox. Este cambio refleja un ajuste en el balance de poder dentro de la Asamblea de Madrid, concediendo al partido mayoritario una influencia decisiva sobre la composición de la Cámara de Cuentas.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, le ofreció a Joaquín Leguina un cargo institucional, aunque ella misma consideró que «no le convendría». Frente a especulaciones, se contempló la posibilidad de asignarle el cargo de director en alguna entidad vinculada a la CAM.

Ayuso criticó al PSOE por expulsar a Leguina, el único presidente socialista de la Comunidad de Madrid, cuestionando qué no harían con alcaldes y concejales. Subrayó que Leguina estaba desaprovechando su trayectoria política, prediciendo que solo sería recordado por sus críticas a Sánchez y por el apoyo que recibió de Ayuso, a quien calificó de «neoliberal».

Leguina expulsado del PSOE

La líder del PP no dejó pasar la oportunidad de señalar la expulsión de Leguina del PSOE, abriéndole ampliamente las puertas de su gobierno. Sin embargo, dejó en el aire el cargo específico que podría ocupar, sugiriendo si se crearía un «chiringuito» específico para él o si ocuparía uno ya existente.

Con una actitud acogedora, Ayuso expresó su disposición a encontrar un cargo institucional adecuado para Leguina, a pesar de las dudas sobre si sería lo mejor para él, dada la posible percepción de traición por parte de algunos. Durante una entrevista en la cadena Cope, elogió la preparación y gestión de Leguina, dejando en el aire si este podría asumir un rol similar al de Toni Cantó.

Ayuso hizo hincapié en que Leguina debería ser quien decidiera lo mejor para sí mismo, aunque sugirió que no todos verían con buenos ojos esa decisión, dado el clima de temor dentro del PSOE a oponerse a Pedro Sánchez. La presidenta madrileña también criticó a la oposición del PSOE, liderada por Juan Lobato, por apoyar ciertas medidas mientras se oponía a otras.

Finalmente, Ayuso admitió haber considerado invitar a Leguina a jornadas del partido, idea que posteriormente fue descartada por temor a las repercusiones negativas para el expresidente. Esta invitación formaba parte de un esfuerzo por aprovechar su figura dentro del PP, aunque reconoció que podría haber sido contraproducente dada la severa reacción del PSOE a su apoyo a Ayuso.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

3 COMENTARIOS

  1. Si es que no me extraña que en el ROBO BANCO Popular el PP lo inició y el PSOE lo avaló son la misma mierda cuyo objetivo es ESTAFAR AL PUEBLO para ellos vivir a cuerpo de rey.
    Menuda basura son todos. Despues la JUSTICIA les apoya.
    Por favor, Putin acaba con esta MIERDA DE OCCIDENTE. Como decía Borrell Europa es un jardin de rosas… pero para ellos.

  2. El despotismo manipulador de Ayuso es uno más de los mecanismos alternativos de solución de sus conflictos… concebido como una estrategia más de provocar y desviar la atención de los medios de comunicación y los ciudadanos ante la ausencia de trasparencia en la gestión de lo público y eludir asumir cualquier clase de responsabilidad..Conseguir salirse siempre con la suya…

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído