lunes, 24junio, 2024
31 C
Seville

Ultimátum ecologista: Más políticas sociales, menos gasto militar

Las principales organizaciones ecologistas españolas exigen que 2024 sea un punto de inflexión en las políticas que protegen a las personas y el planeta, al tiempo que alertan de la crisis climática y ecológica que amenaza la seguridad alimentaria y energética

Juan Carlos Ruiz
Juan Carlos Ruiz
Periodista y Licenciado en Ciencias de la Información
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Las principales organizaciones ecologistas, Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, SEO/BirdLife, Greenpeace y WWF acaban de publicar su «programa por la Tierra» para las elecciones europeas. Se trata de propuestas ambientales y sociales esenciales para asegurar la conservación de la biodiversidad, así como para evitar un mayor calentamiento del planeta y que las múltiples crisis actuales agraven los problemas de seguridad, desigualdad, pobreza y pérdida de derechos.

«Con 2024 como un punto de inflexión, instamos a todos los partidos, candidatos y candidatas al Parlamento Europeo, y a la ciudadanía en general a diferenciar las crisis estructurales de las coyunturales que no deben ser resueltas empeorando las primeras. En la era del cambio climático, tensiones geopolíticas y degradación ambiental tenemos que situar en primer lugar la protección de las personas y los ecosistemas», han declarado sus portavoces.

Desde las últimas elecciones europeas en 2019, la situación ambiental del planeta no ha hecho sino empeorar. Según la Agencia Europea para el Medio Ambiente, Europa es el continente que más rápido se está calentando. El calor extremo, que solía ser raro, es cada vez más frecuente. La sequía se extiende en el sur, al tiempo que las inundaciones catastróficas son cada vez más frecuentes. Todo ello, según la misma agencia, «pone en peligro la seguridad alimentaria e hídrica, la seguridad energética y la estabilidad financiera, así como la salud de la población».

Crisis económica y social

A la terrible situación ambiental se suma la crisis económica y social provocada por la pandemia y, posteriormente, se añaden las guerras en Ucrania y Gaza así como la ola reaccionaria de los partidos de ultraderecha.

Para luchar contra todo ello, las organizaciones ecologistas demandan a los partidos políticos tomar 2024 como un punto de inflexión para liderar un Parlamento Europeo que proteja a las personas con políticas enfocadas a resolver las crisis climática, ecológica y social, en lugar de con tanques y gasto militar.

Las principales demandas de estas organizaciones se articulan en tres grandes bloques, Emergencia Climática, Naturaleza y Campo, y Economía y Sociedad

Emergencia Climática 

Demanadan, una Unión Europea descarbonizada y adaptada al cambio climático. Un compromiso por una UE climáticamente neutra para 2040, basada en energías 100 % renovables, reducción de emisiones de GEI en al menos un 65 % para 2030 y eliminación gradual de los combustibles fósiles (carbón para 2030, gas fósil para 2035 y petróleo para 2040)

Naturaleza y Campo

En este terreno, consideran que la UE debe restaurar y proteger su naturaleza. Así, proponen objetivos «legalmente vinculantes para proteger el 30% de la tierra y mares, y proteger estrictamente el 10% e implementación efectiva del Reglamento de Restauración de la Naturaleza y la Iniciativa de la UE sobre los polinizadores».

También piden una Unión Europea «sostenible desde el campo a la mesa«, transformando el sistema alimentario, y proponiendo una ambiciosa estrategia de sistemas alimentarios sostenibles, incluyendo objetivos cuantitativos y vinculantes y una transición hacia un modelo agroalimentario basado en la agroecología, con al menos un 25% de producción ecológica para 2030.

Y reclaman un continente «sin contaminación». Creen que es necesario cumplir antes de 2030 los nuevos límites europeos de calidad del aire y alcanzar los estándares de calidad del aire de la Organización Mundial de la Salud (OMS). También se deben determinar, dicen, «objetivos ambiciosos y vinculantes y garantizar las inversiones necesarias para lograr la salud del suelo, con un sólido marco de gobernanza y seguimiento».

Economía y Sociedad

Y finalmente, apelan a una economía europea para proteger a las personas y el planeta, reemplazando el Pacto de Estabilidad y Crecimiento por un Pacto de Resiliencia y Bienestar, y doblando la inversión pública actual en la transición verde y socialmente justa. Además, con la eliminación gradual de subsidios a combustibles fósiles y la redirección de fondos a la acción climática y al apoyo a hogares vulnerables.

Se requiere una UE, enfatizan las organizaciones, «con un nuevo modelo socioeconómico», en el que tengan cabida la participación ciudadana y la gobernanza. De este modo, piden el aumento de la participación ciudadana y la transparencia en la toma de decisiones, además de la garantía de acceso a la justicia en materia medioambiental y protección del derecho a la protesta pacífica.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído