sábado, 13abril, 2024
21.6 C
Seville
Advertisement

Ayuso se mira al espejo y éste le muestra su lado más conspiranoico por el control de la justicia

La presidenta madrileña mira entre la honestidad personal y la honradez hacia los demás, olvidándose de la suya propia

Agustín Millán
Agustín Millánhttp://pompona22.wixsite.com/agustinmillan
Foto periodista especializado en manifestaciones y actos sindicales. Desde 2011 fotografiando la crisis más dura de la historia moderna. Responsable de redes sociales de la Cumbre Social España. Fotógrafo con 5 campañas electorales entre ellas la de Manuela Carmena y la de Enrique Santiago en IU Madrid.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso intensifica su conspiracionismo alrededor de Pedro Sánchez por su supuesto interés en controlar la justicia, específicamente en el contexto del ‘caso Koldo’, en una entrevista en ‘Espejo Público’, en ‘Antena 3‘.

La presidenta regional y la dirección nacional del PP señalan directamente al presidente del Gobierno como el responsable de un esquema de manipulación judicial, apuntando a una teoría de conspiración que sugiere un intento de evitar la persecución de ciertos casos de corrupción.

Ayuso se mira al espejo

Se olvida la presidenta madrileña de la teoría del espejo o que la honestidad nada tiene que ver con la honradez. Lo primero tiene que ver con uno mismo y su hermano, lo segundo con los demás. La honestidad de Ayuso conlleva no ir en contra de tus propios valores, objetivos y deseos. Por eso se le puede echar en cara que el ser honrado es que tus acciones, valores, objetivos y deseos no dañen a los demás. Y es aquí donde falla el partido Popular.

La acusación de querer controlar la justicia por parte del Gobierno, gira en torno a la detención de Koldo García Izaguirre, exasesor del exministro José Luis Ábalos. Marcan un momento de tensión política en el que las acciones y estrategias detrás de escena parecen reflejar una batalla por el control y la influencia sobre el sistema judicial español. Ayuso critica la gestión de Sánchez, acusándolo de estar “secuestrado por casos de corrupción” y “por figuras como Puigdemont, quien supuestamente exige modificaciones legales a su conveniencia”.

El control de la justicia

Esta situación pone de relieve la complejidad del juego político, donde las acusaciones cruzadas y los intentos de manipulación evidencian un conflicto profundo entre ser honesto y ser honrado. ¿Se olvida la presidenta madrileña del bloqueo del Consejo General del Poder Judicial, CGPJ por parte de su partido desde hace más de cinco años? Un órgano, el de los jueces que está provisional por gracias de una fuerza política, la conservadora, que tiene la valentía de acusar al contrario de sus propios actos.

La honestidad, entendida como la congruencia con los propios valores, objetivos y deseos, se contrapone a la honradez, de los actos cometido por familiares que, aunque sean legales e inimputables, dejan mucho que desear a nivel político. En ese ámbito, estos conceptos se entrelazan y chocan, revelando las carencias y contradicciones internas, tanto del PP como de la propia Ayuso, que ocupa posiciones de poder, pero que en ninguno de los casos en que se pone en duda su gestión, se han asumido responsabilidades políticas.

Paralelismos entre el hermano de Ayuso y el caso Koldo

El ‘caso Koldo‘ y las declaraciones de Ayuso ilustran cómo la política se convierte en un espejo de nuestras propias miserias y aspiraciones, proyectando en el otro lo que nos desagrada o apreciamos de nosotros mismos.

La crítica de Ayuso hacia la imputación de Koldo García, que sugiere que podría estar destruyendo pruebas, amplifica la percepción de una justicia bajo asedio, donde la separación de poderes y la integridad del Poder Judicial están en juego. La presidenta regional expone su visión de un sistema judicial manipulado por intereses políticos, un reflejo de las tensiones y desafíos que enfrenta la democracia española. Un realidad, la suya, que está filtrada por los deseos de venganza, pero que si no se controla se puede volver en su contra.

Este escenario se complica aún más con la mención al caso de su hermano, Tomás Díaz Ayuso, vinculado a la compra de mascarillas durante la pandemia, que ella defiende como una situación incomparable al ‘caso Koldo’. Este paralelismo destaca cómo la política puede utilizarse para desviar la atención o mezclar asuntos de manera que beneficie a ciertos actores, subrayando la complejidad de discernir entre la honestidad y la honradez en un entorno donde el poder y la influencia están constantemente en disputa.

100 escándalos durante los primeros 100 días de legislatura

La presentación por parte de Ayuso de “100 escándalos” durante los primeros 100 días de legislatura, resalta la intensidad y la polarización del debate político en España. Desde acuerdos polémicos hasta crisis diplomáticas, cada punto refleja una faceta de la lucha por el poder, la justicia y la integridad en el país. Uno más de los desvaríos de la presidenta en un intento de desacreditar a Pedro Sánchez, olvidándose que el presidente de su partido no es ella, sino Alberto Núñez Feijóo.

El panorama político español, y el de Ayuso en particular, revela una profunda apatía por centrarse en los asuntos madrileños y girar 180 grados, para atacar al presidente. Incluso, si para conseguirlo tiene que pisotear a su propio líder. Ayuso no ha entendido lo significa ser honesta y honrada en el ejercicio del poder.

La teoría del espejo sugiere que la política, en su esencia, refleja no solo las aspiraciones y defectos individuales, sino también los dilemas éticos y morales de la sociedad. En este contexto, discernir como lo hace la presidenta Ayuso, entre la honestidad personal y la honradez hacia los demás se convierte en un desafío crucial para el futuro de la democracia en España, y para la madrileña en particular, que debe alejarse de la cruda libertad y centrarse en atender las necesidades, no de los turistas, sino de los propios madrileños y madrileñas.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

4 COMENTARIOS

  1. Ayuso aburre…con Bildu, Pedro Sánchez, su hermano…Su falta de coherencia, de respeto… resulta cargante…Feijoo y el resto de los barones toman distancia… serán los que impulsarán su salida…Para hablar y criticar a los demás tienes que tener la conciencia muy limpia…Dudo que sea el caso, suena a alguien que esconde mucho más…La parte tramposa de su mente distorsiona de la realidad incesantemente…

  2. Ahí está Maria Dolores a la llamada de Ayuso. No falla. No será el propio Agustín la María Dolores. Jajaja como no me publican nada me río por anticipado. Ayuso mayoría absoluta, Andalucia mayoría absoluta, Galicia mayoría absoluta …. en fin. Yolanda y Sumar 0 patatero. Podemos 0 patatero y PSOE un nido de corrupción. Pero Vds en este digital no quieren enterarse de nada, bueno si de La Republica Dominicana cortijo de Bono y otros muchos

    • Bueno, cree lo que quieras …Tengo claro quién soy…Igual que, tu libertad termina donde empieza la mía… Es importante saber usar el buen juicio para fundamentar las decisiones que se toman… Ayuso no lo ha hecho con los ancianos, ni con los sanitarios, ni cuando facilito a su hermano el cobro de beneficios, trafico de influencia, que se encuentra regulado dentro de los delitos contra la Administración Pública…Soy una mujer, que respeta y consiente las opiniones ajenas, sin sentirse agredida… ni ataca al que piensa diferente, esa es la cuestión…

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído