miércoles, 22mayo, 2024
28.6 C
Seville

De la jura de bandera al debate histórico: La sombra de Franco en la Academia Militar de Zaragoza

En el reciente acto llevado a cabo en la Academia Militar de Zaragoza, durante la jura de bandera en la que participaron 492 cadetes, entre los que se encontraba Leonor de Borbón Ortiz, se exhibió un polémico tapiz con la inscripción “2ª Época 20 Febrero 1927 General Franco”

Eva Maldonado
Eva Maldonado
Redactora en Diario16, Asesora de la Presidencia de la Conferencia Eurocentroamericana.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

En el reciente acto llevado a cabo en la Academia Militar de Zaragoza, durante la jura de bandera en la que participaron 492 cadetes, entre los que se encontraba Leonor de Borbón Ortiz, se exhibió un polémico tapiz con la inscripción “2ª Época 20 Febrero 1927 General Franco”. Este tapiz es interpretado como un reconocimiento y homenaje al dictador Francisco Franco.

Esta exhibición ha sido condenada y señalada por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) como un acto que ofende a las víctimas del franquismo y que contraviene la legislación vigente en cuanto a la prohibición de exhibición en edificios públicos de elementos que sean contrarios a la memoria democrática.

La ARMH ha presentado una reclamación oficial ante la Secretaría de Estado de Memoria Democrática, solicitando que se sancione tanto a los responsables de la Academia Militar como al jefe de protocolo de la Casa Real por permitir este acto que consideran un claro enaltecimiento del franquismo.

Emilio Silva, presidente de la ARMH, compara la situación con hipotéticos casos en los que se rindiera homenaje a figuras históricas controvertidas en otros contextos, como un colegio austriaco que presumiera de que Adolf Hitler estudió en sus aulas. Silva subraya que se trata de un acto consciente, que va en contra de los valores democráticos y que vulnera la ley al brindar reconocimiento a un dictador que llegó al poder mediante actos violentos y represivos.

Ley de Memoria Democrática

El texto presentado por la ARMH detalla que durante la jura de bandera consintieron la exhibición del tapiz, lo que podría considerarse un acto de homenaje al dictador responsable de múltiples asesinatos y desapariciones.

La legislación vigente, específicamente el punto 1 del Artículo 35 de la Ley de Memoria Democrática, prohíbe la exaltación de figuras y actos asociados a la Dictadura en edificios públicos. Además, esta misma ley establece que estas manifestaciones no deben ser visibles en lugares representativos.

Ante estos hechos, la ARMH solicita que se sancione a los responsables por haber propuesto o permitido la exhibición de este tapiz, considerando que no solo vulnera la legislación actual, sino que también es un acto que hiere la dignidad de las víctimas del franquismo.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

2 COMENTARIOS

  1. Os voy a contar una historia muy rara, pero cierta.
    El abuelo de Felipe VI fue obligado por Franco a permanecer en Roma, a pesar de que a su padre ( Alfonso XIII, también padrino de boda del caudillo y que lo había nombrado gentil hombre) le habría prometido servirle. El motivo fue que cuando era más que evidente el final de la guerra, y ya en Estoril acercando las posicións, este individuo, conde de Barcelona á postre, apareció entre la oficialía para unirse al frente de Madrid diciendo que él se haría cargo del gobierno. Llamaron a Franco y no se sabe lo que les dijo, pero obligaron a este individuo a volver a Portugal.
    Nunca fue llamado durante la creación del primer gobierno golpista, para nada. A don Alfonso le pareció muy mal y se dirigió ni más ni menos que a Berlín. Heinrich Himmler no sabía ni que España fuese en algún momento de ese siglo una monarquía, y mucho menos que tuviese que hacer campaña política por algo en lo que los alemanes no creen. Siquiera llamó a nadie, ni al fuhrer ni al caudillo; le echaba y le advertía que el Reichstag sólo trataba con el general Franco. Que se cabreó mucho, pero mucho.
    Fue a visitarlo a Portugal a propósito de una reunión con oliveira Salazar, tal vez para pagarle el favor del siniestro casual que supuso el accidente aéreo del general Mola, único superior a Franco. Sabe el conde lo que le dijo, yo no.
    Pero el caso es que al terminar la guerra mundial el conde errante ya estaba en Londres solicitando audiencia a Churchill, que fue amable y le atendió, porque aunque dicen que no está escrito en el diario del ministerio inglés. Le preguntó este personaje flemático y británico: Bien, y con qué apoyos cuenta…?
    El caudillo en llamas, la maffia española indignada exigiendo al general que hiciese algo para detener a este conde que ni vergüenza esconde. Le exigió a su primoxénito al modo de los reyes godos y le dijo que corona nai de la china.
    Pero en la academia de Zaragoza recibió un telegrama y por algún infortunio se desplaza a Estoril el actual emérito. La cosa sentó muy mal entre sus compañeros cadetes y a los dos días su hermano Alfonso muere de un disparo que le propina su hermano mayor, militar de profesión. Nunca otro cadete mató a su hermano ni antes ni después de aquello, al menos por accidente, pero de todos los torpes que por allí pasaron ninguno salvando este retrasado llegó a capitán general de los tres ejércitos.
    Sería conveniente no acercarse a Leonor no vaya a salir como llello o Froilán.

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído