El paro sube en 60.404 personas con 231.250 empleos destruidos en enero

02 de Febrero de 2024
Guardar
paro
paro

El informe sobre la situación laboral en España durante el mes de enero de 2024 revela una notable contracción en el mercado laboral, una tendencia común para este período post-navideño.

La Seguridad Social registra 20.881.293 trabajadores afiliados en enero. Descontando la estacionalidad y el efecto calendario, es el mejor dato de la serie histórica, después de haber sumado 544.524 trabajadores en el último año. La afiliación ha crecido en cerca de 1,5 millones de trabajadores desde antes de la pandemia.

La pérdida de 231.250 puestos de trabajo y el aumento del paro en 60.404 personas son indicativos de la estacionalidad y la volatilidad inherentes a ciertos sectores económicos, particularmente en el comercio y la hostelería, los más afectados por estas fluctuaciones. Este fenómeno no es exclusivo de una región específica del país; afecta a todas las comunidades autónomas, destacando Andalucía, Cataluña y la Comunidad Valenciana como las más impactadas, con pérdidas de empleo que rondan los 35.000 a 43.624 cotizantes respectivamente.

La desaceleración en el sector de la hostelería, con una disminución de 46.594 afiliados, y en el comercio, con 45.093 menos, subraya la dependencia de estos ámbitos a los ciclos económicos y a las temporadas de mayor consumo, como las festividades decembrinas. Además, el sector del trabajo autónomo también ha experimentado una contracción, perdiendo 16.949 afiliados, lo que podría indicar una mayor vulnerabilidad de este colectivo frente a los vaivenes económicos.

Este escenario refleja la persistente desigualdad de género en el mercado laboral, con un 70% del incremento del paro afectando a mujeres. Este dato pone de manifiesto no solo la estacionalidad del empleo sino también la segregación vertical y horizontal en el mercado de trabajo, donde las mujeres están sobrerrepresentadas en sectores más susceptibles a fluctuaciones económicas y contratos de menor estabilidad.

El análisis regional muestra una dispersión geográfica del impacto, con todas las comunidades autónomas experimentando pérdidas de empleo. Sin embargo, es de notar que en las 52 provincias españolas, solo Huelva y Huesca registraron una creación neta de empleo, lo cual puede indicar casos aislados de dinámicas económicas locales que contrarrestan la tendencia general.

La afectación predominante en el sector servicios, especialmente en Andalucía, una región con una fuerte dependencia de esta actividad económica, evidencia la necesidad de diversificar la economía y reforzar la resiliencia de los sectores más vulnerables a través de políticas de empleo y formación que puedan mitigar los efectos de la estacionalidad y promover una mayor igualdad de género en el acceso al empleo.

En conclusión, los datos de enero de 2024 subrayan desafíos estructurales en el mercado laboral español, como la dependencia de sectores volátiles, la desigualdad de género y la necesidad de políticas que promuevan la diversificación económica y la estabilidad del empleo. La respuesta a estos desafíos requiere un enfoque multidimensional que aborde tanto las causas subyacentes de la estacionalidad laboral como las desigualdades persistentes en el mercado de trabajo.

Por comunidades autónomas

Contratos

Prestaciones por desempleo de diciembre de 2023

20.881.293 trabajadores afiliados en enero

La afiliación ha crecido en cerca de 1,5 millones de trabajadores desde antes de la pandemia.

En comparación con el mes de diciembre, el incremento en enero es de 38.357 afiliados a la Seguridad Social. 

Por su parte, la cifra de afiliación media se mantiene en niveles históricos para un mes de enero, con 20.604.761 afiliados. Es la cifra más alta de la serie original en el primer mes del año, a pesar de ser 231.250 ocupados menos que en diciembre. El crecimiento interanual de la afiliación media ha sido del 2,6%, con 523.537 trabajadores más que en enero de 2023.

La buena marcha del empleo se redondea con el crecimiento del número de mujeres trabajando: 9.736.376 cotizantes, casi 300.000 más que en enero de 2023. Suponen el 47,3% del conjunto de trabajadores.

“Cantidad y calidad en la creación de empleo siguen siendo una de las principales características del cambio estructural que se consolida en nuestro mercado laboral. Destaca especialmente este comportamiento entre las mujeres”, ha señalado la ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Elma Saiz. “Hay más mujeres que nunca trabajando y sus bases de cotización crecen más que las de los hombres. De esta forma avanzamos en la reducción de la brecha de género”, ha añadido.

Mayor crecimiento del empleo que las otras grandes economías 

Respecto al nivel previo a la pandemia (diciembre 2019), la afiliación ha crecido en más de 1,5 millones de personas en términos desestacionalizados. Además, la creación de empleo en España (+7,9%) supera a la de los grandes países europeos (Francia, +4,8%; Alemania, +1,3%) en comparación con ese nivel anterior a la pandemia. También el aumento del empleo es más destacado que en estos países desde el inicio de la guerra de Ucrania, periodo en que en España ha crecido un 5,9%, mientras que en Francia y Alemania se registran crecimientos inferiores al 2%.

Nuevo récord histórico de empleo femenino 

Por su parte, en comparación con el nivel anterior a la pandemia, el empleo femenino también muestra un especial dinamismo, ya que crece 4 puntos más que el de los hombres en el promedio enero-diciembre. En concreto, lo hace un 11,7%, frente al 7,6% que aumenta la ocupación masculina. Esta mejoría también tiene reflejo en la evolución de las bases de cotización: las de las mujeres crecen un 16%.

En términos interanuales, la afiliación femenina crece un 3,1%, 0,95 puntos más que la de los hombres y, como resultado, hay más de 9,7 millones de mujeres trabajando. En enero, se han registrado de media 9.736.379 afiliadas mujeres, el 47,3% del total, que es el máximo de la serie.

Si se analiza la evolución del empleo por tipo de contrato, destaca también el aumento de empleo indefinido entre las mujeres, del 5,9% en el último año, superior al de los hombres (del 5%).

Asimismo, crece por encima de la media el empleo de los jóvenes. Desde el nivel previo a la pandemia, la afiliación a la Seguridad Social de los menores de 30 años se ha incrementado un 14,5%, cinco puntos porcentuales por encima del aumento medio. Este crecimiento se acentúa en sectores de alto valor añadido como es el caso de Informática y Comunicaciones (51%), y Actividades Profesionales, Científicas y Técnicas y Actividades Sanitarias que crecen, respectivamente, 33,3% y 30,9%.

El crecimiento de la afiliación respecto al nivel previo a la pandemia es especialmente intenso en sectores de alto valor añadido como Informática y Telecomunicaciones, cuyo número de afiliados ha aumentado un 25,9%, o Actividades Profesionales, Científicas y Técnicas, que presenta un crecimiento del 16,5%. Desde el fin de la pandemia, uno de cada cinco nuevos afiliados (325.000 en términos absolutos) se ha incorporado a estos dos sectores altamente productivos.

Más de 3,1 millones de nuevos afiliados indefinidos y mínimo de temporalidad 

Casi dos años después de la entrada en vigor de la reforma laboral, se acentúan sus efectos positivos en la estabilización del empleo y la mejora de su calidad. En conjunto, ahora hay casi 3,1 millones de afiliados más (3.051.345) con contrato indefinido que en diciembre de 2021, el último mes antes de la entrada en vigor de la reforma. 

Además, en enero, el porcentaje de afiliados con contrato indefinido se sitúa en el 87%, su máximo histórico, creciendo 17 puntos desde la reforma laboral. Así, la tasa de temporalidad se sitúa en mínimos (el 13%). En el caso de los menores de 30 años, la reducción del nivel de temporalidad es más intensa, bajando en 33 puntos porcentuales (del 53% al 20%) respecto al nivel que tenía antes de la reforma. 

Los efectos de la reforma laboral también se notan en la evolución de los afiliados con contratos indefinidos a tiempo completo a lo largo del año, que crecen con mayor intensidad (5,3% interanual) que los de tiempo parcial (4,9%) y que los fijos discontinuos (1,7%). 

Lo + leído