martes, 28mayo, 2024
31.6 C
Seville

España es el país que más crecerá en Zonas de Bajas Emisiones por el retraso municipal en desarrollar medidas para mitigar las olas de calor

Las olas de calor, cada vez más frecuentes, agravan el impacto de la contaminación, y alertan de la necesidad de reducir emisiones urgentemente. El tráfico urbano es uno de los principales causantes. Según el último informe de la campaña Clean Cities, 320 ciudades europeas ya han empezado a expulsar los vehículos contaminantes de sus núcleos y serán más de 500 en los próximos dos años

Juan Carlos Ruiz
Juan Carlos Ruiz
Periodista y Licenciado en Ciencias de la Información
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

La contaminación del aire es una emergencia de salud pública, que causa más de 300.000 muertes prematuras al año en la UE, según datos de la Organización Mundial de la Salud. El tráfico urbano es una de sus principales causas y los estudios demuestran que las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) mejoran la calidad del aire, tienen un impacto positivo en el comercio y en la mejora de la calidad de vida en la ciudad. Además, la mayoría de los habitantes de las ciudades quiere que se impida gradualmente la entrada de todos los coches de gasolina y diésel en las ciudades, según una encuesta realizada el año pasado. 

Ahora, la campaña Clean Cities, de la que forman parte ConBici, ECODES y Ecologistas en Acción, acaba de publicar un nuevo informe que muestra una revisión de las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) ya existentes en Europa, sus beneficios y los compromisos que han asumido las ciudades europeas. Según las previsiones, se prevé llegar a la cifra de más de 500 ZBE para 2025, siendo España el país que más crecerá dado el retraso municipal en desarrollar medidas de este tipo. Su implementación cuenta con financiación procedente de los fondos de recuperación y resiliencia.

En la actualidad, 149 ciudades de más de 50.000 habitantes están obligadas, por ley, a ponerlas en marcha antes de 2023 en España. De momento, sólo Madrid, Barcelona y Sant Cugat del Vallés tienen ZBE operativas, aunque con muchas limitaciones. A su vez, está sobre la mesa la implementación de peajes urbanos en algunas ciudades. Por ejemplo, organizaciones sociales de Barcelona y Valencia proponen la puesta en marcha de un peaje urbano como medida útil, urgente y necesaria para reducir la contaminación y que la recaudación del peaje se revierta en un incremento de la financiación del transporte público para garantizar su frecuencia y calidad, evitando agravar la brecha social.

Balance

Hasta hoy, 320 ciudades europeas han sacado ya de sus núcleos urbanos los coches contaminantes para reducir la contaminación atmosférica, un 40 % más desde 2019. Por ejemplo, en los Países Bajos, 40 ciudades se han comprometido a descarbonizar totalmente el reparto de mercancías implantando Zonas de Cero Emisiones. Estas zonas no se limitan a los centros de las ciudades, también se extienden a los barrios y zonas periféricas. Aquellas ya en marcha varían respecto al grado de restricción, con Londres y París a la cabeza en la lista de ciudades más comprometidas a sacar vehículos contaminantes de la ciudad.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído