sábado, 20abril, 2024
19.5 C
Seville
Advertisement

La ampliación de Barajas podría suponer un incremento de las emisiones de CO2 hasta un 34% respecto a 2019

Las organizaciones Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono, Asociación Ecologista del Jarama El Soto, Ecologistas en Acción de la Comunidad de Madrid, Grupo de Acción para el Medio Ambiente, Jarama Vivo y Liberum Natura, reclaman la paralización de la ampliación de Barajas y establecer límites de emisiones para la aviación en España

Juan Carlos Ruiz
Juan Carlos Ruiz
Periodista y Licenciado en Ciencias de la Información
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Las organizaciones han acogido con preocupación el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre el aumento de la capacidad operativa del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, muy por encima de la contemplada en 2021.

Si el Plan Director del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas 2017-2026 y el Documento de Regulación Aeroportuaria 2022-2026 (DORA II), explican, incluyen un programa de obras para aumentar la actual capacidad de gestión de  operaciones del aeropuerto (70 millones de pasajeros/año) y poder transportar un total de 80 millones de personas, el nuevo anuncio, eleva esa cifra a los 90 millones de pasajeros en 2031.

Además, la previsión de que Barajas se convierta en centro de conexión (hub) con América Latina y con Asia, supondrá el aumento de las operaciones de larga distancia (hasta el 70%) y media distancia (hasta 60%), en detrimento de los vuelos cortos. Un efecto directo será el incremento de aviones de mayor tamaño para cubrir vuelos de largo radio y aumentar ocupación de la corta distancia.

Según el estudio publicado por Ecologistas en Acción el pasado mes de julio y, en un escenario máximo de 80 millones de pasajeros, los resultados obtenidos indican que las emisiones de CO2 aumentarían entre un 20% y un 34% respecto de 2019, los óxidos de nitrógeno entre un 20% y un 30% y las partículas (PM) entre un 22% y un 30%.

Otro informe realizado por el Open Data Institute, el Consejo Internacional de Transporte Limpio y la Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente, en 2021, pone de manifiesto que Barajas es el quinto aeropuerto con mayores emisiones de dióxido de carbono de Europa y uno de los diez responsables del 42% de las emisiones de dióxido de carbono de los pasajeros de la región.

Según las organizaciones, «vivimos en los años decisivos de la crisis climática, seguir aumentando la capacidad operativa de Barajas es una mala idea. Equivocarse en las prioridades, ahora, tiene un coste que no podemos pagar».

Afección a las poblaciones y al medio natural

Alertan de que el incremento de las operaciones, «supondrá también aumento del ruido». El ruido se manifiesta especialmente en las rutas de despegue y aproximación, sobre los ejes de los ríos Jarama, Henares, Guadalix y Manzanares coincidiendo, todos ellos, con espacios Red Natura 2000.

Los municipios más afectados son Coslada, San Fernando de Henares, Alcobendas, San Sebastián de los Reyes, Algete y hacia el sur Torrejón de Ardoz, Mejorada del Campo, Velilla de San Antonio y Loeches. Las partículas ultrafinas, el hollín y los enormes niveles de ruido emitidos por los motores de las aeronaves representan la causa de patologías de tipo cardiovascular, discapacidades auditivas, alteraciones del sueño o deterioros del rendimiento cognitivo.

Argumentan que la ampliación de la capacidad operativa del aeropuerto «incrementará esta afección al Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y al valle del Tajuña,  una zona rural de alto valor natural, cuya protección, los colectivos ARBA, la Asociación Ecologista del Jarama “El Soto”, Ecologistas en Acción de la Comunidad de Madrid, GRAMA, Jarama Vivo y Liberum Natura, llevan años reclamando.

La «pantomima del balance neutro de emisiones» y el impacto al río Jarama

Recuerdan estos colectivos que el proyecto de ampliación del sistema aeroportuario de Barajas, en 2001, «ya afectó al río Jarama. Destruyó tres kilómetros del cauce que tuvo que ser desviado y encauzado, a pesar de ser espacio protegido Red Natura 2000».

Reprochan que, ahora, el presidente del Gobierno, «para maquillar la insostenibilidad de la nueva propuesta, ha anunciado que contará con la mayor planta fotovoltaica anexa a un aeropuerto para reducir la huella de carbono». Pero esa planta ya está construida, se inició, recuerdan, «sin tener declaración de impacto ambiental de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid», e invade la llanura de inundación del río Jarama.

El turismo necesita límites

Las organizaciones recogen los datos de la Comunidad de Madrid en su anuncio de que 2023 podría cerrarse con 14 millones de turistas nacionales e internacionales. Y agregan que «la presencia masiva de turistas transforma el comercio de proximidad, deteriora la convivencia de las comunidades de vecinos y promueve la expulsión de los residentes, además de provocar la pérdida del dinamismo e idiosincrasia de los barrios».

Del mismo modo, aseguran que la masificación turística también está teniendo efecto en el medio natural, llegando a colapsar accesos a pueblos y espacios protegidos.

Una ampliación vinculada a una gran operación urbanística

Al margen de las propuestas de ampliación de los espacios de las terminales 1, 2, 3, 4 y satélite, Aena pretende llevar a cabo una importante operación inmobiliaria, la creación de una Airport City, es decir, una ciudad en los aledaños del aeropuerto con usos logísticos, aeronáuticos, terciarios, residenciales y de ocio. La superficie destinada a estos fines alcanzaría las 323 hectáreas de suelo público y dos millones de metros cuadrados edificables y el Ayuntamiento de Madrid ya está tramitando la modificación puntual del plan general para posibilitarlo. El ente público adjudicaría el suelo y el aprovechamiento urbanístico a entidades privadas.

Ante esta situación los colectivos piden que se paralice la ampliación del aeropuerto de Barajas, el establecimiento de un límite de emisiones para la aviación en España, la eliminación de vuelos cortos con alternativa en tren y, por último, medidas medidas fiscales sobre aerolíneas y billetes para desincentivar vuelos.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído