Catástrofes climáticas: "una lotería mundial de códigos postales en contra de los pobres"

30 de Diciembre de 2023
Guardar
rs8067_scr
rs8067_scr

Las inundaciones, los ciclones y las sequías han matado y desplazado a millones de personas. Según Christian Aid,existe una doble injusticia en el hecho de que "las comunidades más afectadas por el calentamiento global han contribuido poco al problema. Es una lotería mundial de códigos postales en contra de los pobres", donde el impacto económico relativo de los desastres varía considerablemente entre países.

La lista de las 20 catástrofes climáticas más caras de 2023 incluye las que fueron portada de las noticias, desde el ciclón Freddy en Malawi hasta los incendios forestales en Hawái, "y otras que apenas aparecieron en los medios globales y tienen un precio elevado".

La injusticia climática en acción

El ciclón Freddy azotó a la población de Malawi en 2023. Más de 650.000 personas fueron desplazadas, lo que lo convirtió en el segundo ciclón más mortífero de África en este siglo.

El gobierno de Malawi estimó el costo del desastre en más de 500 millones de dólares, y una recuperación total requeriría 680 millones de dólares. Dada la economía total de Malawi de 13.000 millones de dólares, esto representa el 5% del ingreso anual promedio, lo que hace que la recuperación sea un desafío para las personas afectadas.

Mofolo Chikaonda, una viuda de 69 años procedente del sur de Malawi, explica que "el peor impacto negativo del ciclón Freddy que nunca olvidaré en toda mi vida es la destrucción de la única casa que luchamos por construir". 

Los costes de pérdidas y daños ascienden a cientos de miles de millones de dólares al año sólo en los países en desarrollo. En opinión de Nushrat Chowdhury, asesor de políticas de justicia climática de Christian Aid, en Bangladesh, "las naciones ricas deben comprometer el dinero nuevo y adicional necesario para garantizar que el Fondo para Pérdidas y Daños acordado en la COP28 pueda ayudar rápidamente a quienes más lo necesitan".

Christian Aid ha hecho un llamamiento a los líderes mundiales "para que se comprometan más" con la financiación climática y aumenten la inversión en alerta y acción tempranas.

"Los gobiernos necesitan urgentemente tomar más medidas a nivel nacional e internacional para reducir las emisiones y adaptarse a los efectos del cambio climático. Y cuando los impactos van más allá de lo que la gente puede adaptarse, el fondo para pérdidas y daños debe contar con recursos para compensar a los países más pobres por los efectos de una crisis que no son suyas", explica Patrick Watt, director ejecutivo de Christian Aid.

La sequía española en el análisis

El análisis profundiza en el caso de nuestro país, porque incluso antes de que gran parte de Europa experimentara un calor extremo durante el verano de 2023, algunas regiones españolas sufrieron una grave sequía en abril. España registró el inicio de año más seco desde que comenzaron los registros en la década de 1960. Como resultado de la sequía, las autoridades de Cataluña, una de las regiones afectadas, impuso restricciones en 22 municipios. La sequía se vio exacerbada por las temporadas de clima mucho más caluroso de lo habitual, hasta 20 °C más de lo normal en abril, lo que contribuyó al estrés por sequía. Por ejemplo, los embalses ya estaban bajos. La sequía también coincidió con un período de calor fuera de temporada, con una temperatura récord para abril en España.

Además de las restricciones en el uso del agua, según el análisis, la sequía ha resultado en "menores rendimientos agrícolas, incluso en la cosecha clave de aceituna, así como en 
cosechas de trigo y cebada mucho peores".

Desde la organización sostienen que, en general, "es más difícil identificar cuántas personas se ven directamente afectadas por las sequías en comparación con eventos más rápidos como ciclones e inundaciones. Es por tanto probable que las estimaciones de los afectados no representen a todos los afectados. Mientras que en muchos de los desastres que ocurren rápidamente, puede quedar claro si alguien ha muerto debido al desastre, lo mismo es más difícil con eventos de inicio lento". Aclara que utilizar una estimación del "exceso de muertes" es una forma de intentar estimar las muertes causadas directa e indirectamente por un evento de evolución lenta. "Por ejemplo, se estima que la ola de calor del verano de 2022 provocaría en Europa un exceso de 61.000 muertes. En cambio, no hubo muertes reportadas debido a la sequía de abril, a pesar de las altas temperaturas y la falta de agua, pero alrededor de 26.000 personas se vieron directamente afectadas por la imposición de una reducción del agua".

Aunque los impactos son difíciles de cuantificar, la base de datos EM-DAT proporciona una estimación de 2.400 millones de dólares, con un promedio de alrededor de $50 por persona en toda España a nivel nacional. Esta estimación se deriva del 
paquete gubernamental de apoyo proporcionado en respuesta a la sequía que se centró en brindar nuevos suministros de agua y apoyo a los agricultores. 

Lo + leído