martes, 28mayo, 2024
33.5 C
Seville

El Gobierno andaluz presiona a periodistas de Canal sur para que hagan u omitan determinadas preguntas a Moreno Bonilla, sus consejeros y la oposición

La dirección de Canal Sur Radio sólo realiza programas fuera de su sede cuando son patrocinados por empresas sanitarias, universitarias o colegios privados

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

El grado de injerencia política del Gobierno andaluz en la independencia informativa de Canal Sur, el ente público de la comunidad autónoma, está llegando a cotas antes nunca vistas. Los propios profesionales de la Radio Televisión Pública de Andalucía (RTVA) han denunciado que los jefes de prensa de las distintas consejerías del ejecutivo de Juan Manuel Moreno Bonilla piden a los periodistas de Canal Sur que realicen u omitan determinadas preguntas en las comparecencias públicas donde intervienen los titulares de los distintos departamentos del Gobierno autonómico, el propio presidente andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, u otros dirigentes de distintas formaciones políticas.

“Los y las periodistas de la RTVA no aceptamos que se nos diga qué preguntar a un consejero o a cualquier otro actor político protagonista de nuestras informaciones, sea del partido que sea”, responden los profesionales en una nota publicada por el Consejo Profesional de la RTVA titulada “Preguntas rogadas y programas patrocinados”. Este enésimo capítulo de la intervención directa del Gobierno de Moreno Bonilla en la labor profesional de Canal Sur suma ya una larga lista de agravios e intervenciones políticas en el ente público andaluz, como por ejemplo el veto expreso dado por la dirección de Canal Sur a sus profesionales para informar sobre cualquier aspecto relacionado con la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, y sus familiares investigados por narcotráfico.

“Los periodistas y las periodistas de la RTVA no obedecen órdenes políticas, saben perfectamente qué preguntar según la actualidad”, denuncian los trabajadores de Canal Sur

Los profesionales de Canal Sur han dicho basta a las presiones que reciben por parte de los jefes de prensa de las distintas consejería del ejecutivo andaluz para que dejen de presionar a sus periodistas con la intención de dirigirles las preguntas a realizar u omitir durante las comparecencias públicas. Por ello, han requerido la intervención directa de la dirección de Canal Sur para que proteja su independencia informativa. “Queremos recordar que los periodistas y las periodistas de la RTVA no obedecen órdenes políticas, saben perfectamente qué preguntar según la actualidad y el relato informativo previsto para cada espacio de noticias”, aseguran los propios profesionales de Canal Sur, que a su vez reclaman a las consejerías implicadas que abandonen estas prácticas contra la labor periodística independiente de los trabajadores del ente público andaluz. “Pedimos a todas rechazar dichas prácticas y así se lo hemos trasladado a la Dirección de Informativos, a quien pedimos que apoye y respalde a los profesionales que se nieguen a esas peticiones de las jefas y jefes de prensa y exija a las instituciones que abandonen estas prácticas. Los periodistas y las periodistas de Canal Sur no vamos a aceptar que se nos imponga qué preguntar, o lo que puede ser todavía peor, qué no preguntar. Se trata de un atentado gravísimo contra nuestra profesionalidad”, recalcan.

Solo con patrocinios

Los trabajadores de Canal Sur también denuncian que Canal Sur Radio no realiza un programa fuera de sus estudios si no es patrocinado, y cuando se lleva a cabo este, la inmensa mayoría de estos patrocinios parte de empresas directamente vinculadas con empresas sanitarias, universitarias o colegios privados. Además, el patrocinio, lejos de limitarse a un intercambio publicitario, afecta directamente a los contenidos del programa, con lo que se vulnera los principios éticos de rigor e independencia informativos por los que velan los profesionales de la radio y televisión pública andaluzas. “Creemos que es muy positivo y necesario sacar nuestras cámaras, nuestros micrófonos a la calle. Hacer nuestros programas de radio cara al público. Pero entendemos que la propia esencia pública de Canal Sur nos obliga a estar al servicio de los estudiantes, de los médicos, de los sanitarios, de los profesores, de los universitarios, de los trabajadores, de la gente en definitiva y no de determinados intereses empresariales”, denuncian los periodistas de Canal Sur, que se niegan a “colaborar” en lo que denominan “estrategia de silenciamiento de lo público”.

Precisamente, en cumplimiento de las normas que rigen el funcionamiento de la RTVA, el Consejo Profesional considera que los expertos seleccionados en las distintas materias a tratar en sus noticiarios hay que buscarlos “primero” en el ámbito de las administraciones públicas, ya sea en la sanidad, en la justicia o en la educación, entre otros. Todo ello con el objetivo de “fortalecer y apoyar lo que es de todos los andaluces y andaluzas, como la propia RTVA. La diferencia clara entre información y opinión, entre información y publicidad, es uno de los pilares básicos de la Ley de la RTVA, del Contrato Programa, de la Carta de Servicio Público y el Estatuto profesional de Canal Sur”, concluyen los trabajadores de Canal Sur.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído