viernes, 8diciembre, 2023
14.8 C
Seville

Emilio Gutierrez Caba más gracioso que Woody Allen (y Salem presenta poemario en el Aleatorio)

Javier Puebla
Javier Pueblahttp://www.javierpuebla.com
Cineasta, escritor, columnista y viajero. Galardonado con diversos premios, tanto en prosa como en poesía. Es el primer escritor en la historia de la literatura en haber escrito un cuento al día durante un año, El año del cazador, 365 relatos que encierran una novela dentro.
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -

Estuvo genial el cada vez más joven Emilio Gutierrez Caba haciendo de Franco y de Galdós. Pero empecemos primero por el flamante, recién planchado y encuadernado, poemario del infatigable Carlos Salem (qué alegría siempre recibir noticias suyas, comprobar que sigue al pie del cañón). El poemario se titula UNA CICATRIZ CON CREMALLERA y se presenta en el ALEATORIO (Mad Madrid City) este sábado 30 de septiembre. Acompañan al autor en el escenario Titxu Vélez, Pablo Cortina y Escandar Algeet. Allí estaré –subiéndome la cremallera y escuchando los poemas- de un modo u otro; por supuesto.

Y vuelvo ya al joven Emilio. No cualquiera es más joven que nunca a los 81, pero sí sucede de vez en cuando, y a Gutierrez Caba le está sucediendo. ¡Qué gracioso, qué brillante, qué ligero, qué… ¡joven!! sobre el escenario de la sala Girau del centro cultural Fernán Gómez.

Magnífico y entretenido todo, con mención especial a María José Goyanes (brutal haciendo de Carmencita Polo de Franco). Prácticamente no había una butaca libre de las más de 700 que tiene la sala, y el público –estaba toda la profesión pero voy a permitirme mencionar sólo a dos queridos amigos personales: Ignacio Amestoy y Antonio Gómez-Rufo– aplaudía durante la obra y se puso en pie como un solo espíritu en el infinito aplauso final que fue todo alegría y amor y homenaje. Porque el joven Emilio…wow, ya digo.

Y lo he comparado con Woody Allen porque el manjatanita siempre se ha servido de su delgadez, fragilidad y delicadeza natural para hacerse enorme, grande como montaña y parecer divertido como montar en la atracción de feria que más te gustase cuando aún no eras adulto y el mundo era un cuarto de juegos infinito.

- Publicidad -
Advertisement

Inmenso, Emilio. Muy bien todo. La espontaneidad. El absoluto oficio. “Como coger limones directamente desde el árbol”

.

“Aquí entra todo porque yo así lo decido y acepto y puedo” (esa era la actitud).

Cuánto me alegro de haber estado en el estreno de Galdós enamorado. Gracias Mar.

Mi aplauso para todo y para todos.

Excelsior.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
Advertisement
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído